Jane Austen

¿Quién no ha oído hablar de esta gran escritora? Jane Austen es considerada un clásico de la novela inglesa, y es autora de obras como Orgullo y prejuicio, y Sentido y sensibilidad, entre otras.

Hoy nos centramos es una de las múltiples películas que existen sobre su vida: La joven Jane Austen

Protagonizada por:

Anne Hathaway

James McAvoy

Rodada en Irlanda y Reino Unido.

Banda sonora compuesta por Adrian Johnston.

Jane, una joven inteligente, soñadora y apasionada que lleva una vida tranquila en Hampshire, es instigada por sus padres para que se case con el sobrino de una noble, Lady Gresham, para mejorar la situación económica familiar, con lo que ella no está conforme.

Por otro lado, el Sr. Lefroy, un joven decidido e imprudente que lleva una vida intensa y salvaje en Londres y que vive bajo el cuidado de su tío aprendiendo su oficio: la abogacía. Reprendido por su tío por el poco interés que muestra en ello, es enviado con otros de sus parientes que viven en Hampshire.

El Sr. Lefroy llega al pueblo en medio de un reunión de bienvenida, justo cuando Jane está leyendo un escrito suyo dedicado a la historia de amor entre su hermana y su prometido.

En cierto momento, ella escucha por casualidad la opinión que tiene el Sr. Lefroy sobre su obra, y al ser ésta negativa, le toma aprensión, la cual se va convirtiendo paulatinamente en un juego irónico entre ambos, y que esconde una pasión irrevocable.

Un día, el Sr. Wisley (el sobrino de Lady Gresham) se persona junto a su tía en casa de Jane, y éste se le declara abiertamente.

Jane, fiel a sus principios, le rechaza cordialmente, y él le responde, afectado, con un: “El amor es una tímida flor que a veces tarda en florecer”.

Un día, en un baile que organiza Lady Gresham, la atracción entre Jane y el Sr. Lefroy es más que evidente, y Jane, casi sin pensárselo, besa al Sr. Lefroy y él entonces le declara su amor.

Lefroy, a su vuelta a Londres traza un plan para que Jane vaya junto con su hermano y su prima a su casa en Londres para conocer a su tío y que éste la acepte y puedan formalizar la relación, pero no es eso lo que ocurre, así que el Sr. Lefroy, en lo que parece un ataque de cobardía, le dice a Jane que no pueden continuar juntos.

Al cabo del tiempo, Jane se entera de que Tom (el Sr. Lefroy) está comprometido, y ella entonces, desencantada y decepcionada, decide aceptar la proposición de matrimonio del Sr. Wisley.

Pero todo cambia cuando un día el Sr. Lefroy regresa a Hampshire bajo la excusa de visitar a sus parientes, para darle una explicación a Jane, pero cuando la ve, se da cuenta de que no concibe la vida sin ella.

Entonces le pide que se fugue con él, y ella, incapaz de negar su amor y su respuesta, le acepta.

En el camino de la fuga, ella descubre una carta que le escribe la madre del Sr. Lefroy al mismo, en la que le agradece el dinero que les manda.

Jane se da cuenta entonces de por qué Tom renunció a ella, y un horrible sentimiento de culpabilidad se apodera de ella, hasta el punto de decidir dejar atrás su felicidad y volver de vuelta a Hampshire.

Después de muchos años tiene lugar un encuentro entre Jane y Tom.

Él está con su hija, a la que llamó Jane, y quien se declara ferviente admiradora de Austen, y el amor que nunca se apagó por ninguno de los 2 lados, asomó tímidamente, pero sin llegar a sobrepasar… los límites del decoro.

FIN.

¡Esperamos que os haya parecido interesante esta visión personal de la película y os animéis a verla y a conocer a Jane Austen un poco más vosotros mismos!

Cristina Fiorillo Sánchez y Ángela León Torres 1º Bach.