F1 – GP Mónaco

GP Monaco

Nico Rosberg se ha llevado un Gran Premio de Mónaco que, salvo para él, ha sido bastante complicado para el resto de pilotos. El alemán suma su primera victoria del año en una carrera que tuvo de todo y en la que Hamilton, Raikkönen y Alonso fueron los grandes perjudicados. Vettel y Webber, sin hacer mucho ruido, acabaron subiéndose al podio.

A la tercera fue la vencido. Nico Rosberg logró el sábado en el pequeño principado de la Costa Azul su tercer ‘pole position’ consecutiva. Las dos primeras no le sirvieron de nada por culpa de la gran degradación de los neumáticos de su Mercedes. Empero, en Mónaco, circuito donde es casi imposible adelantar, al fin pudo subir a lo más alto del podio.

El alemán lideró la carrera desde que se apagó el semáforo. Salió bien, evitó problemas y se dedicó a hacer su carrera. Además, rodó de manera muy inteligente y con la calculadora en la mano. Las primeras veinte vueltas las hizo muy lentas, como todos los  pilotos de arriba. El objetivo de todos era alargar todo lo posible su primera parada para intentar completar las 78 vueltas de la carrera con un único paso boxes.

Segunda mitad de carrera

Sólo tuvo dos momentos tensos la carrera de Rosberg: el primer paso por boxes y la suspensión de la carrera por culpa del accidente de Maldonado. El primero de ellos tuvo como protagonista a Massa, quien se estrelló en Santa Devota y obligó a salir al Safety Car. Nico no había entrado a cambiar ruedas, algo que hizo inmediatamente. Le salió bien la jugada, porque mantuvo la posición. Sin embargo, Hamilton, que salía segundo y tuvo que entrar en la misma vuelta a boxes que su compañero, perdió mucho tiempo y acabó perdiendo dos puestos.

El otro momento difícil ocurrió quince vueltas después. Pastor Maldonado se estrelló en la zona de la piscina y la carrera se suspendió. Minutos después, se reinició con una salida lanzada, es decir, detrás del coche de seguridad. Rosberg manejó bien la presión y no cometió ningún error. En los últimos compases del Gran Premio, otro coche de seguridad hizo que Vettel se le pegara de nuevo, pero nada ni nadie le impedirían sumar su triunfo.

Alonso

Fernando Alonso, por su parte, salía sexto, con esperanza pero sabiendo que en Mónaco es casi imposible adelantar. El asturiano buscó conservar sus neumáticos desde el principio, permitiéndole alargar su primera parada un par de vueltas más que Raikkönen. Al salir de boxes, el asturiano estuvo a punto de adelantarle, pero el finlandés conservó su puesto.

Sin embargo, cuando cambió la carrera para Fernando fue en la vuelta 46, momento en el que Sergio Pérez le adelantó en la ‘chicane’ que hay después del túnel. El asturiano se tragó la curva para evitar colisionar y pudo mantener su posición. Los comisarios obligaron al español a ceder la posición frente al mexicano al considerar que obtuvo ventaja.

Tras el reinicio de la carrera, Paul Di Resta y Jenson Button también pasaron al español, que tras la carrera admitió que su Ferrari no tenía ritmo. El primero lo logró en la horquilla de Loews y el segundo en la Rascasse. Pese a ello, el abandono de Pérez y el paso extra de Raikkönen por boxes -tras su incidente con el mexicano- le permitieron acabar séptimo.

Hamilton y Raikkönnen

Junto al español, los grandes perjudicados del Gran Premio fueron Lewis Hamilon y Kimi Raikkönen. El primero perdió dos posiciones en el primer cambio de ruedas. Mercedes estiró más que nadie el juego de nuemáticos iniciales, algo que le pasó factura cuando salió por primera el Safety Car.

Ambos coches entraron a la vez y Hamilton tuvo que esperar a que sus mecánicos acabaran con Rosberg. Cuando el inglés se reincorporó a pista, era cuarto detrás de los Red Bull. Vettel y Webber firmaron una carrera sin sobresartos y sin errores, que les permitió acabar en el podio.

El otro gafado fue Raikkönen, quien también sufrió a Sergio Pérez. El mexicano intentó rebasarle en el mismo sitio que lo había hecho con Button y Alonso. La primera vez que lo intentó, ambos se fueron largo y mantuvieron posiciones. La segunda, Kimi cerró la puerta y ambos colisionaron. El finés tuvo que entrar a boxes a cambiar ruedas y el alerón delantero. El mexicano, que también chocó con el muro, acabaría abandonando.

Tras esta loca carrera, la clasificación sigue liderada por Sebastian Vettel, con 107 puntos. Tras él están Raikkönen (85), Alonso (78) y Hamilton (62).

En el último momento de la carrera cuando el piloto Sebastian Vettel salió de su monoplaza los espectadores pudimos deleitarnos con el momento de su saludo con su entrenador personal Heikki Huovinen.

heikki huovinen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s