Los jóvenes pasan casi el triple de tiempo con la ‘tele’ y el ordenador que estudiando.

Los jóvenes dedican una hora y media al día a estudiar, mientras que pasan una media de cuatro horas delante de una pantalla (consola, televisión o Internet), tiempos que aumentan a mayor edad y se reducen en las más tempranas.El estudio refleja que cuanto más tiempo se dedica a Internet, mayor es el índice de suspensos en la ESO.

Estudiar pierde más interés al pasar de primaria a secundaria: a siete de cada diez niños de primaria les gusta estudiar, mientras que sólo cuatro de secundaria tienen una actitud positiva hacia el estudio.

Por tanto, los niños más mayores indican que no les gusta estudiar ;un 75% de los que suspenden y el 45% de los que aprueban.

Los estudiantes de secundaria con suspensos tienen problemas para concentrarse cuando tratan de estudiar; sin embargo, mientras estudian, escuchan música, tienen gente cerca hablando,están conectado a Internet y con la televisión puesta.

Señala que un tercio de los jóvenes no estudia en su habitación, sino en la cocina o el cuarto de estar y que esa misma proporción tiene problemas para entender las explicaciones de los profesores, sobre todo en matemáticas y ciencias.

yo opino que es verdad que hay que ponerse a estudiar si quieres tener algo en un futuro,pero también que nosotros tengamos tiempos libre y podamos descansar un poco,si después del instituto llegamos a casa y nos ponemos a hacer los deberes y después a estudiar se nos va la tarde entera y no tenemos tiempo libre,ya que no solo tenemos una asignatura tenemos 10 más y no nos da vasto a todas.

realizado por:PAULA QUEROimages