El TSJA descarta que los huesos hallados en Camas correspondan a Marta del Castillo.

La joven Marta del Castillo desapareció el 24 de enero de 2009. Un sábado por la tarde previo a la Cuaresma ya inminente en que había quedado con el joven Miguel Carcaño, en quien recayeron desde primer momento las sospechas de la familia. Después de cinco años siguen buscando su cuerpo.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado que los restos óseos hallados en una escombrera de camas (Sevilla) no corresponden a la adolescente Marta del Castillo, asesinada hace cinco años. La Policía científica ha podido determinar que la antigüedad de los huesos hallados, que sí son humanos “hacen que sean incompatible con los de la joven desaparecida”. La noticia ha sentado como un jarro de agua en la familia, que desde que confirmaron que se trataba de restos humanos mantenía la esperanza de que por fin pudiera esclarecerse el paradero de Marta. Solo el abuelo había acudido anoche y esta misma mañana al vertedero ilegal, mientras que los padres permanecían recluidos en su vivienda. Fuentes policiales han confirmado que, pese a no tratarse de los restos de la joven, los huesos han sido inventariados y trasladados al Instituto Anatómico Forense para un análisis más exhaustivo.

Yo pienso que los culpables de la muerte de Marta del Castillo deberían decir ya la verdad, porque son muchos años mintiendo y también por respeto a su familia que lo estarán pasando muy mal.